Cambia Fitch de estable a negativa calificación para la deuda de México

Considera que hay riesgos para la continuidad de la reforma energética, para la disciplina fiscal y calificó de muy mala la señal para las inversionistas al cancelar el NAIM

Baja Fitch de estable a negativa calificación de la deuda de México
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Oct. 31, 2018, 12:08 p.m. Qué debo saber

Debido a un cambio en el balance de riesgos del país por la incertidumbre ocasionada con la llegada del nuevo gobierno, Fitch degradó de estable a negativa la perspectiva con respecto a la deuda del país, aunque la mantuvo en "BBB+".

La calificadora de valores detalla que “la revisión refleja el deterioro en el balance de los riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México asociado con la incertidumbre y el deterioro de las políticas de la administración entrante, y los riesgos crecientes de pasivos contingentes de Petroleos Mexicanos (PEMEX)”.

También subraya que la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) detenga “las reformas aprobadas anteriormente, como la del sector de energía resulten en una menor inversión y crecimiento de lo que se espera actualmente”.

Asimismo destacó que “la decisión de cancelar la construcción de un nuevo aeropuerto definitivamente envía una señal negativa a los inversionistas”

En su análisis Fitich indica que si bien "espera que la administración entrante continúe abarcando los aspectos centrales del marco de políticas macro: la disciplina presupuestaria y la autonomía del Banco de México, los riesgos a la baja relacionados con la postura fiscal de la administración entrante persisten".

Por igual destaca que las propuestas para grandes inversiones de capital por parte de la petrolera estatal PEMEX, cuyo balance general y solvencia crediticia independiente han estado bajo presión, lo que ya propició que inluso revisara su perspectiva de califiación igual de estable a negativa, "aumenta el riesgo creciente relacionado con los pasivos contingentes del soberano".

Recueda que la elección en julio de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, con un fuerte comopromiso de combatir la corrupción, significa un cambio significativo en las prioridades políticas y un estilo diferente de gobierno con un partido como Morena que es una coalición de grupos políticos recientemente formada y diversa que obtuvo la mayoría en ambas cámaras del Congreso y que tiene la capacidad de impulsar la agenda de propio AMLO.

Por otra parte, la agencia remarcó en un comunicado que si el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es ratificado, el sector automotor nacional quedará protegido contra la aplicación de aranceles en 2019.

Fitch Ratings señala que si bien espera que el próximo gobierno continúe apegándose a la política macroeconómica, como la disciplina presupuestaria y la independencia del Banco de México, los riesgos persisten.

La agencia también pronosticó un crecimiento de la economía de México de 2% para el periodo 2019-2020.

 

 

Compartir publicación