El Presupuesto 2020 provocará una caída de entre 5% y 6% de la inversión que impulsa la economía: CEESP

El Centros de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) también consideró que probablemente las metas de crecimiento establecidas por el gobierno no se cumplirán

El sector privado cuestiona la rentabilidad de proyectos emblemáticos como Dos Bocas, Santa Lucía y Tren Maya
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Nov. 25, 2019, 1 p.m. Economía

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 aprobado la semana pasada significará una caída de entre 5% y 6% real en la inversión física, lo que se traducirá en un menor crecimiento debido a la baja de recursos para actividades productivas con efectos positivos para el avance de la economía, consideró el Centro de Estudios Económicos de Sector Privados (CEESP).
El organismo consideró que con el gasto aprobado, el ejecutivo privilegia un beneficio a la población a través de programas asistenciales con el fin de reducir rápidamente la pobreza, aunque cuestionó que “es difícil ignorar el elevado contenido político electoral de este presupuesto, debido a las transferencias directas mediante las que operan los programas sociales prioritarios.
Agregó que mientras los proyectos de inversión emblemáticos como la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya no cuenten con estudios de rentabilidad social —como lo manda la ley de presupuesto— “no hay nada que indique que estimularán el crecimiento”.
En el reporte el CEESP considera que solucionar los problemas financieros del país y mejorar la distribución de la riqueza requiere recursos claramente productivos y advierte que  “es sabido que la reducción permanente de la pobreza requiere de la creación de empleos formales. Para ello, es a su vez necesario un gasto dirigido a la inversión productiva en infraestructura, el mejoramiento de los servicios que eleven el capital humano de la población, en salud y educación principalmente, así como el abatimiento de la inseguridad pública”.
Asimismo hizo énfasis en que la premisa del presupuesto debe ser la eficiencia en la asignación de los recursos, sobre todo en un entorno en que la debilidad de los ingresos probablemente prevalecerá en virtud de un crecimiento económico quizá menor al proyectado en el Paquete Económico.
Y destacó que la “eficiencias del gasto reflejará hacia dónde se inclina la balanza, si a mantener un gasto asistencialista o atender las necesidades en materia de salud, educación y seguridad”.
 

Compartir publicación