En tercer debate Meade implica a AMLO con Odebrecht y Anaya le reclama adjudicación directa a Rioboó

Sobre el puntero AMLO se centraron los ataques de Anaya y Meade. Destacaron los temas de lavado de dinero, críticas a sus anteriores administraciones locales o como funcionarios públicos.

Tercer debate más ataques, evasivas y pocas propuestas
Escrito por: Roberto Romero Junio 13, 2018, 7:17 a.m. Qué debo saber

El debate realizado en el Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán, estuvo pletórico de ataques con un Ricardo Anaya  candidato del PAN, agresivo desde el inicio y Andrés Manuel López Obrador de MORENA, esquivando los dardos en su contra.

Quien más atacó a AMLO fue José Antonio Meade, candidato del PRI, con 13 acusaciones, la mayoría sobre la gestión del morenista al frente del gobierno capitalino y las presuntas ligas de la familia de uno de sus cercanos, Javier Jiménez Espriú, con la empresa  Odebrecht.

En tanto, el frentista Anaya arremetió contra el morenista en nueve ocasiones. Colocado en medio de Anaya y Meade, AMLO sólo volteaba ante cada disparo.

Ante las acusaciones de sus adversarios AMLO en un momento del debate señaló:"¿Yo qué culpa tengo de que ustedes estén empatados? Piensan que aquí en el debate van a remontar los 30 puntos que les llevo. Yo entiendo, pero serénense", les dijo.

Anaya arremetió: "contesta sin chistes, sin payasadas: ¿sí o no, cuando fuiste Jefe de Gobierno, al arquitecto José María Rioboó le otorgaron contratos por asignación directa, sin licitación, sin concurso, por 170 millones de pesos?"

Y lo retó "¿Si te presento los contratos, renuncias a la candidatura?", esa aseveración la repitió por lo menos 4 veces.

Y López Obrador sólo atinó a decir "Yo no soy corrupto como tú", ese fue uno de los momentos más tensos del debate.

Por su parte, Meade acusó a Anaya de tener cuentas pendientes por presunto lavado de dinero.

"Aquí el único indiciado eres tú", le espetó al panista.

No obstante, en este último debate los cuatro candidatos hicieron propuestas en materia de economía, pobreza, desigualdad, ciencia, salud y medio ambiente.

Todos presentaron el diagnóstico se impuso el ambiente de ataques y defensas. El panista Ricardo Anaya se desmarcó de pertenecer a una red de lavado de dinero de que se le acusa.

Además señaló que era víctima de una persecución ya que ha dicho que va a meter a la cárcel al presidente Enrique Peña por actos de corrupción como la Casa Blanca.

Pero no sólo quedaron ahí estas aseveraciones, ya que también indicó que también va a enjuiciar al candidato José Antonio Meade, a quien involucró en el escándalo de Odebrecht.

 “Quiero decir con toda claridad: yo sí los voy a llevar ante la justicia. No van a quedar sin castigo. Tú y tu jefe van a enfrentar la justicia, porque eso es lo correcto”, sentenció.

Anaya acusó a AMLO de tener un supuesto “acuerdo de impunidad” con Enrique Peña Nieto para lograr su triunfo el 1 de julio, pero el tabasqueño le contestó: “no he pactado con él; no lo he visto en seis años”. En cambio tú, le dijo a Anaya, te reuniste seis veces con Peña, y ahora quieres meterlo a la cárcel”.

AMLO al respecto, indicó que él no busca enjuiciar a Peña, porque busca justicia, no venganza.

Luego José Antonio Meade, acusó a López Obrador de destruir el empleo y las inversiones cuando fue jefe de Gobierno del DF.

Incluso, Meade sacó una supuesta película con la fotografía de López Obrador, y el título “La gran depresión”, y le señaló que: “esta es una película que no vas a ver, porque Andrés Manuel va a volver a perder. Sólo la verá él en su rancho”.

El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón calificó a Meade, Anaya y Obrador de ser una “tercia maldita”.

Se dice en algunas encuestas que el candidato ganador fue Ricardo Anaya por la agresividad y seguridad que mostró en la confrontación.

Compartir publicación