Fitch Ratings confía en que actualización del TLCAN traerá oportunidades para México

Un resultado positivo sería que el acuerdo se ampliara para incluir nuevos sectores como la energía y el comercio electrónico, dijo

Los riesgos en la economía mexicana por la renegociación han disminuido
Escrito por: Angelina Mejía Ago. 11, 2017, 1:18 p.m. Economía

A unos días de que inicie la primera ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Fitch Ratings considera que aunque en este momento no se puede saber cuál será el resultado final, los riesgos de una conclusión perjudicial para la economía mexicana han disminuido.

La calificadora emitió un reporte en el que señala que, si bien es cierto que la incertidumbre que generen las renegociaciones podría pesar sobre el crecimiento, no se espera un impacto grave.

Incluso, algunos aspectos de la renovación podrían ofrecer oportunidades en el mediano plazo, por lo que es poco probable que se llegue a disposiciones que socaven seriamente el acceso de México al mercado estadounidense.

Un resultado positivo sería que el acuerdo se ampliara para incluir nuevos sectores como la energía y el comercio electrónico, agrega la calificadora que recientemente mejoró la perspectiva crediticia de México desde negativa a estable.

La actualización de las normas de origen podría beneficiar a México si se llegara a incrementar el contenido regional en productos electrónicos, por ejemplo, indica Fitch.

La modernización del TLCAN también podría reforzar la implementación de las reformas estructurales del gobierno mexicano, a través de una mayor promoción de la inversión extranjera para competir en los sectores energético y de telecomunicaciones.

Fitch recordó que el desempeño económico de México en el primer trimestre del año hizo que esta agencia aumentara sus previsiones de crecimiento del PIB a 2% para  este año y de 2.2% para 2018.

Estas previsiones de crecimiento no incorporan ningún resultado específico de renegociación del TLCAN, pero no considera que los cambios en el Tratado pongan al sector industrial mexicano en desventaja en el mercado estadounidense.

Compartir publicación