FMI baja de nuevo estimación para el crecimiento de México a sólo 0.4%

El organismo asegura que en este año el país crecerá 0.4% en 2019 y 1.3% en 2020 entre causas internas y recesión global, recomienda aplicar IVA a alimentos

Baja FMI estimación de crecimiento para México
Escrito por: Roberto Romero Oct. 14, 2019, 9:52 a.m. Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó  por cuarta ocasión consecutiva su expectativa de crecimiento para México tanto para este como para el próximo año, para situarlo en 0.4% para 2019, y una “modesta recuperación” para el 2020 de 1.3%.

Estas estimaciones implican un recorte de medio punto porcentual en su pronóstico desde 0.9% previsto hace tres meses, y para el 2020 rebajaron en 6 décimas de punto, puesto que en su previsión anterior estaba en 1.9%.

El nuevo estimado de crecimiento de México por parte del FMI para este año representa apenas una sexta parte del que tenía el organismo en octubre de 2018 cuando consideraban un incremento del PIB de 2.5%.

Las expectativas, cabe señalar, se encuentran muy alejadas de las de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que plasmó en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) un avance de entre 1.5% y 2.5% para 2020.

El FMI señala que su ajuste refleja un “balance de riesgos donde destacan, en lo externo, menor crecimiento global, volatilidad en los mercados financieros internacionales y la incertidumbre asociada a las relaciones comerciales con Estados Unidos”.

En lo que hace a la parte doméstica señala que “el crecimiento de mediano plazo podría ser menor y los inversionistas podrían reconsiderar la calidad crediticia de México, en caso de que la administración relaje su compromiso con la prudencia fiscal, la fortaleza de las instituciones y un entorno favorable para los negocios”.

El nuevo pronóstico del FMI para el PIB del año próximo coincide con la encuesta de expectativas del Banco de México (BANXICO) entre especialistas del sector privado.

El FMI recomendó al gobierno fortalecer la confianza de los inversionistas y consumidores a partir de pasos concretos para mejorar la buena gobernanza, el respeto al Estado de Derecho y avanzar en la renovación de reformas estructurales.

Añadieron que es necesario buscar una combinación de políticas fiscales más favorables al crecimiento y dirigir los esfuerzos a colocar la deuda en una senda descendente.

Por otra parte se señaló que México debe aumentar sus ingresos fiscales no petroleros mientras consigue que el sistema tributario sea más progresivo, para lo cual debería considerar varias medidas, entre ellas la aplicación de un Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% en alimentos que produciría ingresos fiscales equivalentes a 1 punto del PIB.

Compartir publicación