HR Ratings baja de estable a negativa perspectiva en califiación de la deuda del país

La calificadora de valores mexicana señala que la pérdida de confianza de los inversionistas y posibles cambios en el presupuesto de egresos podría elevar la deuda y por lo tanto deteriorarse la capacidad de pago

HR Ratings baja negativa perspectiva sobre deuda de México
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Oct. 31, 2018, 10:04 a.m. Economía

Debido al deterioro inmediato en la percepción de inversión y el riesgo país por la cancelación de las obras para el nuevo aerouperto en Texcoco,  la calificadora de valores HR Ratings redujo de estable a negativa la calificaicón de la deuda sobera de México, la cual mantuvo para el largo plazo en HR A-(G) y de corto plazo en HR2 (G).
 
La firma hace ver que la incertidumbre ha acarreado una depreciación en el tipo de cambio que pondrá presión al alza sobre la cifra de deuda neta al cierre del año, y complicará mantener su “estimado para la deuda neta presupuestaria de 40.8% del PIB al cierre de 2018 (al cierre de agosto en 39.4%)”, de ahí que decidiera realizar cambios sobre las emisiones y entidades mexicanas con calificación global.
 
HR Ratings destaca que en su último comunicado sobre la deuda soberana del 23 de agosto pasado se enfatizó que la confianza de los inversionistas se podría ver mermada ante el escenario de cancelación de los compromisos en torno a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), lo que en dicho momento consideraba poco probable; no obstante hoy consideró que “una pérdida de confianza tendría consecuencias negativas para las finanzas públicas y para la economía en general, lo que se reflejará no sólo en una mayor volatilidad en los mercados, al deteriorase el tipo de cambio, incrementarse las tasas de interés de largo plazo y producirse mayores presiones en los indicadores de riesgo como se ha observado recientemente; sino que también genera un clima de incertidumbre respecto al respaldo que pudieran tener inversiones en nuevos proyectos de infraestructura y de alto impacto económico”.
 
Asimismo hace ver que un menor nivel de credibilidad y confianza en el cumplimiento de los contratos se reflejaría en un deterioro de la inversión tanto doméstica como extranjera directa (IED), lo cual ha sido un factor determinante en el crecimiento económico.
 
HR Ratings aclara además que “aún y cuando cambiamos nuestra perspectiva, ratificamos la calificación de HR A- (G) debido al manejo responsable de la política fiscal en los últimos años que posibilitó la inversión de la trayectoria de deuda como porcentaje del PIB”, sin embargo indica que  se podrían presentar “cambios importantes en el presupuesto de egresos que implicarán una desviación de la trayectoria de consolidación fiscal por la necesidad de financiar nuevos proyectos de inversión o de gasto social”, lo que podrá reflejarse en un repunte de la trayectoria de la deuda como porcentaje del PIB y en consecuencia en un deterioro de la calificación crediticia.
 
 
HR Ratings afirmó que “estará atento durante los próximos meses a los efectos que estas medidas tengan sobre la economía en su conjunto y en las finanzas públicas, en particular de una pérdida de confianza en México por parte de los mercados financieros y los inversionistas. También, estaremos evaluando la eficacia de posibles medidas por parte del gobierno entrante para mitigar los efectos negativos de las decisiones en torno a la cancelación del NAIM, así como elementos que pudieran reflejar el desapego por las instituciones o el incumplimiento de contratos por parte del gobierno, con lo que habría un impacto directo en la calificación crediticia del soberano”.
 

Compartir publicación