IP motor de la actividad por presupuesto acotado y riesgo de mayor deuda gubernamental advierte CEESP

Urge que se genere un ambiente de negocios para el desarrollo eficiente de las empresas. Diferencia entre ingresos y gastos, recaería en la necesidad de mayor endeudamiento

CEESP por un mejor ambiente para los negocios
Escrito por: Isaac Luna Ene. 7, 2019, 10:15 a.m. Economía

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CESP) señaló que frente a un presupuesto austero el sector privado continuará promoviendo la actividad económica en el país y previó que ante la falta de de presupuesto habrá un mayor endeudamiento público en contraposición con la promesa de la actual administración.

Es por ello que urgió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que genere un ambiento de negocios en el que las empresas y personas se desarrollen eficientemente.

Hay que tomar en cuenta que para este año el gasto del sector público en inversión física representará 2.7% del PIB, pero llama la atención que este porcentaje se mantiene sin cambio desde 2017.

En su último análsis el organismo cuestiona que la inversión se mantenga estancada. Señalar que no hay duda de que este rubro se mantendrá castigado puesto que las previsiones anticipan que a partir del 2020 este porcentaje se mantendrá por debajo del 2.7%, lo que desde su punto de vista "refleja la poca atención destinada el principal motor de la economía".

Además, el sector privado manifestó que lamenta que el nuevo gobierno considere a la inversión productiva poco relevante pese a que debería ser la prioridad del gasto público.

El CEESP declara que es de esta forma que el estímulo de la actividad económica quedará, “como hasta ahora, en manos del sector privado”.

Señala que por todo el panorama que se presenta para solventar la diferencia entre ingresos y gastos, tendría que haber la necesidad de recursos adicionales, que desafortunadamente vendrían de un endeudamiento en contraposición a la promesa del nuevo gobierno de no hacerlo.

El CEESP advirtió que las calificadoras estarán pendientes de la evolución de las finanzas públicas dentro de los parámetros necesarios para mantener la calificación de la deuda soberana de México.

Compartir publicación