Necesario normalizar políticas monetarias para evitar mayores riesgos financieros fuera del sector bancario, dice FMI

En su informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial, presentado hoy en la reunión que lleva a cabo en Washington, el organismo puso el foco en la expansión monetaria que está provocando aumentos del valor de los activos financieros y del nivel de apalancamiento.

Las valoraciones de los activos financieros están tornándose excesivas en algunos mercados
Escrito por: Redacción Oct. 11, 2017, 10:33 a.m. Economía

Si bien el sistema financiero mundial continúa fortaleciéndose en respuesta a un estímulo extraordinario de las políticas económicas, mejoras en el ámbito regulatorio y la reactivación cíclica del crecimiento, persisten riesgos provenientes de las políticas monetarias que es necesario atender, consideró el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial, presentado hoy en la reunión que lleva a cabo en Washington, el organismo puso el foco en la expansión monetaria que está provocando aumentos del valor de los activos financieros y del nivel de apalancamiento.

De esta forma, advirtió, los riesgos para la estabilidad financiera se están trasladando del sistema bancario hacia los sectores de mercado y no bancarios del sistema financiero.

“En vista de esta coyuntura y de estos riesgos, las políticas monetarias deberán ir normalizándose, pero manteniendo un delicado equilibrio, a modo de evitar una mayor acumulación de riesgos financieros fuera del sector bancario y de resolver las dificultades heredadas que aún subsisten”, sostiene el FMI.

Se estima que el estímulo de las políticas monetarias acomodaticias continuará puesto que se prevé que las tasas de inflación se recuperen a ritmo lento, ante lo cual el proceso gradual de normalización monetaria tardaría varios años.

“Las valoraciones de los activos financieros están tornándose excesivas en algunos mercados, en la medida que los inversionistas se ven obligados a salir de sus hábitats naturales de riesgo y aceptar riesgos de crédito y de liquidez más altos a cambio de mejores rentabilidades, mientras tanto, crece el endeudamiento entre las principales economías mundiales”.

El apalancamiento en el sector no financiero es hoy más alto que antes de la crisis financiera mundial en las economías del G-20 en su conjunto. Si bien esto ha contribuido a facilitar la recuperación económica, el sector no financiero ha quedado más vulnerable ante las variaciones de las tasas de interés, destaca el FMI en su informe.

Compartir publicación