Sin inversión no tienen sustento de largo plazo medidas económicas de AMLO

Investigador del CIDE señala que la corrupción, impunidad, inseguridad, violencia, crimen organizado, pesan actualmente sobre el crecimiento económico

Difícil lograr objetivos económicos sin inversión
Escrito por: Roberto Romero Dic. 30, 2018, 8:48 p.m. Economía

Ninguna de las medidas en materia económica planteadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador son sostenibles en el largo plazo, aseguró  John Soldevilla, profesor en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Para lograr un aumento en el consumo, la creación de más empleos y el incremento de las exportaciones, es necesaria una intensa promoción de la inversión en el país como única alternativa si se pretende llegar a tasas de crecimiento mayores.

Indicó que claramente hay un problema estructural ya que “desde 1941 a 1982 el país creció a una tasa media de 6.2% y de 1983 a 2018 sólo lo hizo 2.1%”.

 “Cuando la economía interna se expandió a tasas muy altas fue porque aumentó de 6% del PIB a principios de 1940, hasta el máximo histórico de 27% en 1981, después se nos cayó y nunca más la hemos recuperado. Está claro, si un país no invierte, no crece, no hay otra fórmula”, afirmó Soldevilla.

A pesar de ello, indicó que actualmente en México no se cuenta con una política clara de expansión de la inversión y agregó que “deberíamos tener una tasa de crecimiento de 4%, con 3 millones de nuevos empleos anuales, pero sólo se logran 600 mil debido a que la inversión determina la tasa de crecimiento”.

Precisó además que una eventual recesión en Estados Unidos podría poner en riesgo a la economía mexicana.

Todo lo demás podrá amortiguarse, debido a que contamos con un entorno favorable para los inversionistas como una inflación aceptable, bajas tasas de interés, reservas internacionales positivas y deuda pública manejable.

No obstante, señaló que pesan sobre el crecimiento de México factores como la corrupción, impunidad, inseguridad, violencia, crimen organizado y la  debilidad de las instituciones, elemento que impacta fuertemente las inversiones.

Se estima que el crecimiento económico del país el próximo año que está por iniciar, será de entre 1.2% y 1.4%.

Compartir publicación