Baja Fitch calificación de PEMEX a sólo "BB-" y CFE a "BBB-"

La calificadora de valores también redujo la de IEnova a "BBB" con perspectiva estable y la de Cometa Energía a "BBB-" con perspectiva estable debido a que las dos dependen en más de un 40% de los flujos de CFE, PEMEX y CENGAS.

La baja en el grado de deuda de PEMEX refleja la poca flexibilidad de la empresa para mantener su producción y reponer reservas
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Abril 17, 2020, 12:54 p.m. Empresas

En un movimiento esperado tras la reducción a la nota soberana de México de “BBB” a “BBB-“, hoy Fitch Ratings bajó por segunda ocasión en un mes la calificación de Petróleos Mexicanos (PEMEX) a “BB-“ desde “BB”.
También degradó el nivel dela Comisión Federal de Electricidad (CFE) a “BBB-“ y de las firmas del sector energético IEnova y Cometa.
De acuerdo con la agencia calificadoras las rebajas de PEMEX y CFE reflejan el vínculo directo de estas compañías con las calificaciones soberanas de México, según la metodología de Fitch.
En su reporte la firma indica que “las calificaciones de PEMEX están tres niveles por debajo de las del soberano como resultado del continuo deterioro de su perfil de crédito independiente a “ccc-“ en medio de la recesión en la industria mundial del petróleo y el gas, los supuestos más bajos del precio del petróleo de Fitch y la debilitamiento de la vinculación crediticia entre México y PEMEX".
Asismismo agrega que la agencia expuso que el deterioro del perfil de crédito independiente de la petrolera nacional refleja su flexibilidad limitada para manejar la recesión en la industria del petróleo y el gas dada su elevada carga impositiva, el alto apalancamiento, el aumento de los costos de elevación por barril y las altas necesidades de inversión para mantener la producción y reponer las reservas.
Cabe recordar que el miércoles, Fitch anunció una rebaja a la nota crediticia de México a "BBB-" desde "BBB", un escalón por encima del grado especulativo, ello porque considera que el choque económico por la pandemia ocasionada por el COVID-19 llevará al país a una "severa recesión" en 2020 y mostró preocupación porque la recuperación de la segunda mitad del año “probablemente se verá frenada por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente”, entre ellos el deterioro del clima de negocios y una percepción de erosión de la fortaleza institucional en el marco regulatorio.
Agregó que la ausencia de una respuesta fiscal por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede generar que la deuda incremente y represente 50% del Producto Interno Bruto (PIB), el nivel más alto desde la década de los 80. Por ello, uno de los grandes desafíos del país será consolidar las finanzas públicas una vez que la crisis haya terminado, así como devolver la deuda a un camino sostenible.
 

Compartir publicación