Baja Moody's dos escalones calificación de los bonos del NAIM y los deja en revisión

El grado otorgado por Moody's a los bonos del NAIM está sólo un escalón arriba del nivel "basura" esto por las amplias posibilidades de que incumpla su pago

Cerca del nivel "chatarra" bonos del NAIM: Moody's
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Oct. 29, 2018, 6:51 p.m. Economía

La calificadora Moody's rebajó este lunes la calificación de los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y la dejó a un paso del grado especulativo conocido como “chatarra”.

La nota de los bonos pasó de 'Baa1' a 'Baa3', esto es dos escalones menos. Además la agencia los dejó en revisión para incluso aplicarles una mayor baja.

Cabe detallar que este lunes los bonos con vencimiento a 30 años, los más negociados, bajaron por décimo sexta ocasión en el último mes. Se contrajeron un 2% más para quedar en 81.6 dólares.

En su reporta Moodys’s aclaró que la baja se da como resultado del “anuncio de que el nuevo gobierno mexicano que asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 no continuará con la construcción del nuevo aeropuerto".

"Si bien los próximos pasos que siguen a esa decisión no nos resultan claros en este momento, los riesgos de un evento de incumplimiento han aumentado (...) También observamos que, como resultado de esta decisión, el crecimiento anticipado de los ingresos que serviría a los Bonos a través de los ingresos de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA) en los próximos cinco años se ha reducido sensiblemente", agregó.

Los bonos, que se usaron como una forma para obtener financiamiento para la obra, esperan rendimientos a través del TUA, el impuesto que pagan los viajeros en el actual AICM así como del que sería la nueva terminal en Texcoco.

La calificadora de valores explicó también que la colocación de la nota en una revisión para una mayor baja se da por la incertidumbre en torno a las próximas decisiones que el gobierno entrante deberá tomar con respecto a la concesión otorgada al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y sus posibles implicaciones para los tenedores de bonos.

"De acuerdo con las garantías otorgadas y las soluciones apropiadas, un evento de incumplimiento podría ser activado, entre otros casos, por una modificación de la concesión existente de manera que cause un efecto adverso importante en las operaciones, negocios, condición (financiera o de otro tipo) o perspectivas".

La calificadora destacó que espera tener una visión más clara de los planes del gobierno para cancelar la concesión actual y evaluar las implicaciones.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, confirmó más temprano este lunes que cancelará la obra en Texcoco y seguirá adelante con sus planes de construir dos pistas en la actual base aérea de Santa Lucía, además de adaptar las actuales terminales Benito Juárez y Texcoco. También llamó a los inversionistas a tener calma, y prometió que se cumplirán con todas las obligaciones de pago adquiridas.

 

Compartir publicación