Difícil que PEMEX mantenga calificación: FT

Más allá del premio por el bono del año que recibirá PEMEX, difícilmente podría mantener el grado de inversión de su deuda consideró el Financial Times

Considera el diario británico que difícilmente PEMEX podrá cumplir con sus metas de producción sin la IP
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Ene. 10, 2020, 12:48 p.m. Empresas

Aún cuando Petróleos Mexicanos (PEMEX) recibirá al final del mes el reconocimiento por en la cena de gala anual de la International Financing Review (IFR) en Londres por emitir el Bono Latinoamericano del Año para 2019, la petrolera mexicana tiene aún perspectivas desoladoras, así lo consideró en un artículo del Financial Times (FT).
Y es que de acuerdo con el diario británico parece probable una segunda rebaja de su deuda a la categoría de basura, puesto que  sus objetivos de producción parecen optimistas, y, a menos que el gobierno mexicano, que sufre problemas de liquidez, le inyecte miles de millones de dólares más o deje de oponerse a que PEMEX se asocie con el sector privado en las áreas de exploración y producción la empresa no podrá cumplir con las expectativas.
El FT destaca que el presidente Andrés Manuel López Obrador, un nacionalista de izquierda decidido a “rescatar” PEMEX y restablecer la soberanía energética de México después de lo que él llama una política deliberada de los gobiernos anteriores para arruinar la compañía, parece no prestarles atención a las preocupaciones del mercado.
Hace ver que el jefe del ejecutivo destacó que “se logró sacar a PEMEX” y se “detuvo la caída en la producción, ya están trabajando en 20 nuevos campos petroleros y está creciendo la producción”.
Subraya que eso fue sólo unos días después de que Octavio Romero, director de PEMEX, admitiera que terminarían 2019 con una producción de 1.77 millones de barriles por día, por debajo de su pronóstico en septiembre de 1.8 millones para finales de diciembre.
Asimismo indica que la producción de la petrolera mexiana ha estado disminuyendo desde su apogeo de 3.4 millones de barriles por día en 2004 y el objetivo para 2020 en el presupuesto es de 1.85 millones de barriles por día.
Los expertos consideran que los nuevos campos en el mejor de los casos atenuarán el declive, pero no aumentarán la producción, puesto que para cumplir con los objetivos futuros, la compañía necesitaría un nivel de productividad y éxito que PEMEX nunca ha logrado.
FT considera que PEMEX está frenada por una deuda de 100 mil millones de dólares, fue un monopolio estatal durante casi 80 años hasta que una amplia reforma en 2013 allanó el camino para que las compañías privadas exploren y produzcan petróleo en México; no obstante, López Obrador criticó la reforma, diciendo que sus grandiosas promesas de producción e inversión no se han materializado. Ha congelado partes importantes de la reforma, como permitir los llamados “farmouts”, o asociaciones con el sector privado, a pesar de que los críticos dicen que eso le quita a PEMEX la capacidad de compartir el riesgo de inversión con las empresas del sector privado.
Las inyecciones de efectivo estatales y las operaciones inteligentes de gestión de la deuda —como la emisión de bonos que le valió a PEMEX el galardón de la IFR— han convencido al presidente de que su estrategia de invertir en la compañía, y no aumentar la deuda general, no sólo resucitará a PEMEX, sino que le permitirá financiar proyectos de desarrollo nacional en un par de años.

Compartir publicación