PEMEX y gaseras pierden ya mil 102 mdp mensuales por robos en gas LP

Imperan tomas clandestinas y hurtos a pipas. En el primer semestre se han cancelado 17 rutas

En riesgo rutas de distribución de gas LP y más de 14 mil empleos por robos
Escrito por: Isaac Luna Sep. 11, 2018, 8:55 a.m. Economía

Distribuidores de gas licuado de petróleo (LP) en el país alertaron del gran crecimiento del robo de este energético en ductos y pipas distribuidoras.

Lo anterior representa ya una pérdida mensual para Petróleos Mexicanos (PEMEX), y gaseras de al menos mil 102 millones de pesos.

La Cámara Regional del Gas, que lleva  Efrén Rodríguez, Luis Landeros, de la Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADG), Jaime Ayala, de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado (AMEXGAS) y Alfredo Zahoul, de la Asociación de Distribuidores de Gas LP del Noreste (ASOCINOR), explicaron que ese ilícito viene en franco crecimiento desde hace dos años y se da de manera nacional, aunque hay estados que tienen una mayor recurrencia.

Detallaron que principalmente la Ciudad de México (CDMX), el Estado de México, Morelos, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Veracruz son muy riesgosos.

Especificaron que de esta pérdida mensual, el 70% afecta a PEMEX y 30% a las distribuidoras del energético.

Se informó que el robo de autotanques y semirremolques a la industria formal va en aumento ya que desde 2017 se han contabilizado cerca de 200 unidades hurtadas, con el consecuente impacto en la seguridad del personal administrativo y operativo de las compañías.

Debido a todo ello la industria ha efectuado modificaciones a sus esquemas operación e incluso durante los primeros seis meses del año se han suspendido 17 rutas de distribución, debido a la inseguridad. Además se considera que existe la posibilidad de que en el segundo semestre se cancelen otras 17.

Como muestra de la situación, en los pasados dos meses, en el llamado triángulo rojo que forman Puebla, Tlaxcala y Veracruz, el robo ha crecido 56%.

Todo se ha distorsionado, ya que aparte de lo que implica la inseguridad, los delincuentes ofrecen el producto a menos de la mitad de lo que realmente vale en el mercado lo que obviamente afecta la competencia.

Advirtieron que de continuar esta situación, se calcula una posible pérdida de hasta 14 mil empleos formales directos y casi 50 mil indirectos en todo el país por los daños a la cadena de distribución.

Los distribuidores de gas hicieron un llamado a las autoridades para que esto termine y también confían en que el próximo gobierno pueda frenar esta situación que se ha vuelto insostenible.

Compartir publicación