Abrir más plazas laborales para mujeres aumentaría PIB mundial en 3.9 puntos porcentuales, señala OIT

Este beneficio sería resultado de cerrar en 25 puntos porcentuales la brecha entre hombres y mujeres en la actividad productiva, uno de los objetivos del G-20 para el 2025

Los ingresos fiscales en todo el mundo podrían aumentar en 1.5 billones de dólares
Escrito por: Angelina Mejía Ago. 10, 2017, 12:12 a.m. Economía

En los próximos 8 años, generar 189 millones de empleos más para mujeres a nivel global, incrementaría en 3.9 puntos porcentuales el Producto Interno Bruto (PIB) mundial, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este aumento equivale a 5.8 billones de dólares, es decir, casi 0.5 puntos porcentuales del crecimiento promedio del PIB mundial en dicho periodo.

Se trata del objetivo pactado entre los líderes del G-20 de reducir la brecha en 25 puntos porcentuales en las tasas de actividad laboral entre hombres y mujeres para el 2025, indica el documento Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo. Mujeres, de la OIT.

La consecución de dicho objetivo en todos los países del mundo supondría un aumento del 5.3% del empleo mundial, y gran parte de las nuevas plazas laborales, alrededor de 162 millones, se crearían en los países emergentes debido a su tamaño relativo y al hecho de que en estos se registran las mayores brechas de género.  

“El empleo registraría incrementos del 2% en los países en desarrollo y del 3.3% en los países desarrollados”, estima.

Las regiones con las mayores brechas de género, a saber, África del Norte, los Estados Árabes y Asia Meridional, cosecharían la mayor cantidad de beneficios.

“No obstante, incluso en América del Norte y en algunas partes de Europa el crecimiento anual promedio del PIB registraría un alza de 0.25 puntos porcentuales, lo cual supone un importante aporte en tiempos de crecimiento económico reducido”, afirma.

El documento destaca que alcanzar esta meta en puestos laborales para mujeres liberaría importantes ingresos fiscales, que podrían ser utilizados para financiar algunas de las medidas centradas en resolver las brechas de género en el mercado de trabajo que se mencionan más adelante.

Los ingresos fiscales en todo el mundo podrían aumentar en 1.5 billones de dólares, señala.

“El hecho de que más de la mitad de las mujeres en todo el mundo no participen en la mano de obra significa que existen importantes desafíos que restringen su capacidad y su libertad para hacerlo”.

De ahí que, para cerrar las brechas de género será necesario superar las restricciones que limitan la libertad de las mujeres de decidir si desean o no entrar en el mercado de trabajo, y, por el otro, los obstáculos que afrontan en el lugar donde laboran, sostiene la OIT.

Compartir publicación