Alemania y Francia lanzan un plan de apoyo a la Unión Europea por 500 mil mde

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen reconoció “el alcance y el tamaño del desafío económico que afronta Europa" y aprobó la necesidad de trabajar en una solución

Merkel y Macron consideran que sin un programa de apoyo a todos los países la Unión Europea corre peligro
Escrito por: Roberto Romero Mayo 19, 2020, 4:17 p.m. Qué debo saber

La canciller alemana Angela Merkle y el presidente francés, Emmanuel Macron propusieron la creación de un fondo europeo de 500 mil millones de euros basado en subvenciones que sería destinado a los países más castigados por la pandemia del COVID-19.
La líder alemana anunció esta propuesta como iniciativa conjunta del eje franco-alemán, al término de la reunión virtual mantenida con el presidente francés.
Merkel dijo que  “es necesario un esfuerzo colosal de Francia y Alemania están dispuestos a hacerlo”.
Especificó que no se trataría de créditos sino de gastos presupuestarios destinados a los sectores y regiones más golpeados por la pandemia, aunque sí indicó que “todo tiene que hacerse dentro de las reglas presupuestarias” de la Unión Europea (UE).
La canciller alemana agregó que la aplicación de las medidas futuras en el ámbito del combate de las consecuencias de la pandemia podrá requerir, además, una reforma de los tratados comunitarios. “Tenemos que actuar de manera europea”, insistió, además de alertar de que las circunstancias actuales “ponen en peligro la unidad”.
Por su parte, el presidente Macron dijo que “se trata de una crisis inédita que requiere una respuesta europea”.
Cabe señalar que la propuesta conjunta incluye un refuerzo de la soberanía sanitaria europea mediante reservas estratégicas comunes de productos farmacéuticos y médicos, un aumento de la capacidad de investigación y del desarrollo de vacunas o una metodología armonizada en el tratamiento de los datos.
Macron y Merkel se mostraron igualmente convencidos de la necesidad de incrementar la soberanía económica e industrial de la UE porque consideran que “la integración fuerte en el seno del mercado único es garantía de prosperidad”.
El objetivo final de este último punto es determinar “sector por sector” dónde están las debilidades de la UE y adoptar una estrategia europea en cuanto queden claras las dependencias “de un país o un suministrador”.
Bruselas, por su parte, dio la bienvenida a la propuesta, mientras tanto, la Comisión Europea recibió con optimismo la puesto en la mesa por Francia y Alemania para la recuperación de la UE tras la crisis del coronavirus y apoyar a los países más afectados por la pandemia.
En un comunicado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen reconoció “el alcance y el tamaño del desafío económico que afronta Europa y con acierto pone el énfasis en la necesidad de trabajar en una solución que tenga el presupuesto europeo en el centro”.
Von der Leyen señaló que la propuesta de los dos principales países de la UE “va en la dirección” del plan de recuperación en el que trabaja el Ejecutivo comunitario y que tiene previsto presentar el 27 de mayo.
El gobierno italiano, uno de los más perjudicados por la pandemia del nuevo coronavirus, destacó como “un buen paso hacia adelante que va en la dirección solicitada por Italia desde un principio para dar una respuesta común ambiciosa a la pandemia”.
El primer ministro, Giuseppe Conte consideró el plan diseñado por Alemania y Francia, en trabajo conjunto con otros países europeos, “se acerca a lo solicitado recientemente por Italia y otros socios”.
No obstante, Italia advierte que este punto de partida “no debería revisarse a la baja, sino en todo caso expandirse”. Además, anima a la Comisión a presentar un plan para la recuperación “más ambicioso financieramente” y a los países de la Unión Europa a mirar hacia esta crisis por el Covid-19 como la oportunidad para impulsar una nueva Europa más unida.
En los países del Espacio Económico Europeo y el Reino Unido se registraron más de 1.3 millones de casos de contagio por el Covid-19, incluidas más de 156,600 defunciones, según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

Compartir publicación