Baja OCDE previsión del PIB por tercera ocasión consecutiva a sólo 0.2% en 2019

Los expertos de la OCDE consideran que 2020 será desafiante para el gobierno en materia fiscal

La OCDE considera que el gobierno tendrá problemas para sostener los programas sociales sin incrementar la recaudación
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Nov. 21, 2019, 11:14 a.m. Economía

Por tercera ocasión en el año en forma consecutiva, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó su estimación de crecimiento para México a únicamente 0.2% contra el  0.5% previsto en septiembre.
De acuerdo con el reporte de la OCDE el cambio de perspectiva para la economía del país se debe al “debilitamiento de la actividad”, resultado de varios factores, entre ellos el impacto negativo que tuvieron en la inversión las tensiones comerciales y la incertidumbre generada por las políticas públicas implementadas que han terminado por minar la confianza de los empresarios.
 La OCDE prevé que para el año entrante el PIB mexicano conseguirá una recuperación gradual hasta alcanzar un crecimiento de 1.5%, es decir que mantuvo su proyección de septiembre, aunque ya dicha meta se encuentra lejos del 2.3% esperado en el primer trimestre del año.
El mejor desempeño de la actividad económica esperado para 2020 estaría sostenido en “el robusto flujo de remesas que se registrará el año entrante, el aumento del salario mínimo y una inflación” que va a la baja.
No obstante la OCDE espera que la inversión permanezca débil, aunque considera que comenzará a ganar fuerza debido a menores tasas de interés.
En lo que hace al comercio internacional, prevé que las exportaciones nacionales se verán afectadas por las condiciones externas menos favorables, por lo que subraya la necesidad de fortalecer la economía interna, lo que permitiría estar en una mejor posición para enfrentar un entorno internacional más desafiante.
Los expertos del organismo internacional señalan que es necesario impulsar la competitividad y hacen énfasis en la importancia de mantener una política fiscal prudente.
Sin embargo señalan que 2020 será un desafío para el gobierno porque se necesita un “balance apropiado entre los requerimientos para estabilizar la deuda, conseguir el superávit fiscal de 0.7% del PIB y garantizar el gasto social”.
Ante ello, destacan la relevancia de que se establezca un Consejo Fiscal Independiente que revestiría de credibilidad los planes tributarios y garantizaría la mejora en transparencia del gasto y rendición de cuentas.
Los expertos de la OCDE detacaron también la importancia de aumentar la recaudación tributaria fortaleciendo la administración y “eliminando las exenciones regresivas”.

Compartir publicación