Bajo crecimiento y falta de claridad en políticas podrían ocasionar baja de calificación de México en 2020: Moody's

Para la calificadora de valores el debilitamiento institucional en el sector económico es un factor determinante

Moody's revisa sus calificaciones por 12 o 18 meses
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Sep. 4, 2019, 12:24 p.m. Empresas

La confianza de los inversionistas en México y las perspectivas de crecimiento económico local se han visto afectadas por decisiones políticas menos predecibles aseguro Ariane Ortiz-Bollin, analista soberana de Moody's.
La especialista indicó que la nota soberana que otorga su agencia a México y que la mantiene en el nivel más alta entre la calificadoras con un “A3” en perspectiva negativa podría degradarse a mediados del 2020 “si persiste el debilitamiento institucional en el sector económico”.
Ortiz-Bollin hizo ver que los “emisores soberanos con calificación “A” como la de México, suelen tener cierta debilidad institucional, en el respeto al Estado de derecho, por ejemplo. Pero un factor que distinguía a México entre sus pares”, esto es naciones con la misma calificación, “era su conducción de la política económica a cargo de la Secretaria de Hacienda y el Banco de México, que era predecible, transparente, y sin reversa. Ahora, también esta conducción se ha debilitado claramente”.
En el seminario  en el Seminario Anual de Moody's en titulado Inside Latam, Ortiz-Bollin tambien explicó que Moody's podría recortar la calificación soberana de México, entre junio y septiembre del año entrante, al confirmarse que su capacidad de crecimiento económico se ha reducido de forma consistente, por debajo del 2.6% donde se mantuvo por años.
Dijo que “el crecimiento económico de México para el mediano plazo, es determinante para la calificación soberana” puesto que las notas suelen operar en un lapso de 12 a 18 meses, y el cambio a negativo en las perspectiva de la calificación soberana de México, se dio en junio.
De ahí que la analista consideró que “nos daremos el tiempo suficiente para identificar si este bajo crecimiento, de 0.5% para 2019 y 1.5% para 2020, se convierte en una tendencia de mediano plazo”.
 

Compartir publicación