Capacidad del gobierno para reaccionar al doble choque internacional y dar certidumbre a la IP serán esenciales en la calificación soberana: S&P

Joydeep Mukherji, analistas sobrado de la calificadora de valores, dijo que México sufre por la caída del petróleo y un menor crecimiento de Estados Unidos

La calificadora de valores considera que PEMEX requerirá más recursos
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Marzo 10, 2020, 2:11 p.m. Economía

La calificadora de valores Standard & Poor's (S&P) advirtió que enfocará su decisión sobre la calificación de México “a la capacidad de reacción del gobierno de Andrés Manuel López Obrador al doble choque externo que enfrentan: la caída del precio del petróleo y el menor crecimiento de Estados Unidos”.
Cabe recordar que la nota soberana de México se encuentra en “BBB+/perspectiva negativa”, que es tres escalones arriba del grado de inversión pero con una perspectiva que advierte una de tres posibilidades de un recorte.
En una teleconferencia desde NY, Joydeep Mukherji, analistas soberano de S&P precisó que la economía de México no creció en 2019 y que se requieren medidas que den certidumbre a la iniciativa privada para contrarrestar este escenario y aseguró que justo en ello se enfocará.
Argumentó que ante un menor crecimiento económico de México, como el que se anticipa, los ingresos públicos se verán afectados y en consecuencia será menor la disponibilidad de recursos para apoyar a Petróleos Mexicanos (PEMEX), empresa que a su vez se verá impactada por la caída de los precios internacionales del hidrocarburo lo que demandará una nueva inyección de capital del gobierno.
Mukherji destacó que “México es de los países en América Latina más expuestos a un deterioro en su crecimiento económico y en la calificación ante su estrecha relación con Estados Unidos, y por la consistente dependencia financiera que tiene la petrolera PEMEX de los recursos del gobierno”.
Justo este mes se cumple un año de que la agencia colocó la perspectiva negativa sobre la nota soberana de México y la de PEMEX, y que en diciembre pasado la ratificó. De acuerdo con la agencia, a partir del cambio de perspectiva pueden pasar de 12 a 18 meses para que el comité de calificaciones se pronuncie respecto a un recorte o un cambio en la perspectiva si es que encuentran algún giro de la política que quite el riesgo evidente.
En la conferencia, donde también participaron analistas de Europa y Asia, explicaron que el impacto económico del brote del coronavirus se extenderá por el primer semestre del año y que será hasta la segunda parte de 2020 cuando podría verse una recuperación.
No obstante, matizan que estos pronósticos son reservados ante la severidad de la propagación y el tiempo que puede prolongarse.
Al respecto Frank Grill, analista líder para soberanos de Europa, Oriente Medio y África, explicó que los canales de transmisión del deterioro en la actividad China a partir del brote del coronavirus, son el turístico y los de comercio, particularmente de petróleo y citó a Grecia, España, Italia, Portugal, e Islandia como los países más afectados por el canal turístico.
Dijo que para las naciones de África y Oriente Medio el golpe dependerá de sus condiciones domésticas y la capacidad de recibir el choque.
Asimismo los analistas indicaron que la respuesta monetaria y fiscal que están dirigiendo desde Estados Unidos, Canadá y Europa puede amortiguar el impacto económico y financiero, pero no el de salud.
Y es que consideraron que mientras el virus siga extendiéndose, es realmente poco lo que pueden hacer las autoridades económicas para contener el deterioro de la economía mundial.

Compartir publicación