Con un bajo crecimiento de sólo 0.9% del PIB en 2020 la calificación del país corre riesgo: Capistrán de BofA

Carlos Capistrán, economista en jefe del Bank of America Securities para México consideró que Moody's será la primera en recortar la nota país y que peligraría la tenencia de la deuda de PEMEX en algunos fondos

Carlos Capistrán del BofA Securities consideró que BANXICO tendrá poco margen para bajar las tasas de interés
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Ene. 14, 2020, 3:04 p.m. Economía

El bajo crecimiento y la acotada recaudación fiscal se mantienen como dos factores importantes de riesgo para México, así lo consideró Carlos Capistrán, economista en jefe para el país de Bank of America (BofA) Securities, quien previó que hacia la segunda mitad del año alguna calificadora podría recortar la nota soberana del país.
Explicó que si el desempeño de la economía se mantiene por debajo del 1%, como se anticipa, puesto que la institución sitúa la expectativa para el Producto Interno Bruto (PIB) del país en sólo 0.9%,  las agencias de valores podrían bajar otro escalón el grado de inversión.
Capistrán señaló que aún cuando BofA tiene una de las perspectivas más bajas del mercado para la economía de México, se mantienen riesgos a la baja, basados en que persista el estancamiento de la inversión.
En su tradicional conferencia de inicio de año, anticipó que será Moody´s quien completará el recorte de la calificación soberana, pues es quien tiene a la nota de México en el nivel mas alto (“A3”9, un nivel que indica que las emisiones están calificadas cuatro escalones arriba del grado de inversión, y con dicho ajuste la nota quedaría en el mismo nivel donde la tienen las otras agencias.
El economista de BofA Securities advirtió que tras el recorte de calificación soberana, es altamente probable que PEMEX pierda su segundo grado de inversión, al confirmarse el impacto en finanzas públicas de una economía que crece modestamente. Lo anterior implicaría para muchos fondos de inversión la obligación por estatus de desinvertirse, por lo que estimó que unos 100 billones de deuda de PEMEX estarían en riesgo.
Detalló que “una buena parte de estos títulos creemos que ya se han vendido. Pero cabe la posibilidad que alguno de los tenedores los conserve algunos y se deshaga de ellos”, por lo que incluso Banco de México (BANXICO) mantiene el hecho como un factura de cautela.
Por lo que hace a los factores económicos previó que la tasa de referencia cerrará el año en 7%, lo que significa que el banco central sólo tendrá espacio para un recorte de 25 puntos base más en este 2020.
Lo anterior, explicó Capistrán por que se prevé que la inflación sería de un 4%,  al asumirse el efecto de las actualizaciones aplicadas al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al tabaco, refrescos, gasolinas y diésel, y la resistencia mostrada por las tarifas y servicios públicos.
Hizo ver que BANXICO encontrará hacia la segunda parte del año un menor espacio para recudir las tasas puesto que tendrá que considerar algunas presiones para el tipo de cambio como la proximidad de las elecciones presidenciales en Estados Unidos en noviembre; la presentación del segundo Presupuesto de Egresos de la Federación, desarrollado por el gobierno actual, y el riesgo de que se vuelvan a sobrestimar los ingresos públicos cuando se están agotando los ahorros para compensarlos.

Compartir publicación