CONEVAL asegura que 1 de cada 5 Mexicanos no gana lo suficiente para comer

Ha aumentado de manera importante el aumento de los precios en el país, lo que impide un mayor consumo de alimentos

Más mexicanos no tienen para comer
Escrito por: Roberto Romero Nov. 29, 2018, 8:56 a.m. Economía

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)  aseguró que 1 de cada 5 mexicanos no gana los recursos suficientes para alimentarse.

Señaló que estas personas no alcanzaron a tener una alimentación que les permitiera llevar una vida activa y sana en 2016, esto quiere decir que sufrieron de inseguridad alimentaria.

En el estudio el CONEVAL detalla que el grupo de mexicanos más pobres tuvo que destinar 50% de sus ingresos a alimentarse, mientras que el grupo más rico destinó el 25% de su presupuesto familiar a gastos para comer.

El estudio “Diagnóstico del Derecho a la Alimentación Nutritiva y de Calidad 2018” del CONEVAL, señala que “el problema de la alimentación en México es un tema de acceso principalmente económico”.

El estudio señala que mientras hay menor ingreso en las familias mexicanas, más se destina a gastos de alimentación.

El grupo de personas con menos ingresos destinaron un 49.9% de su dinero a este rubro y compraron principalmente tortilla de maíz, huevo, papas, frijoles y arroz.

El grupo con mayores ingresos, destinaron 24.7% de su presupuesto a satisfacer esta necesidad, principalmente, a la compra de carnes, leche, frutas y bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

El organismo señala que esta situación explica que 35.3% del primer grupo, el más pobre, sufra inseguridad alimentaria, en contraste con el 4.2% del segundo.

Se indica que la falta de dinero para comer en los hogares se explica por la disminución de los ingresos y por el aumento de los precios que ha venido en crecimiento en el país.

Los últimos datos disponibles señalan que entre 2006 y 2014 el ingreso de los hogares en conjunto disminuyó en 15% en términos reales en México.

Es de esta forma como las familias mexicanas se vieron obligadas a ajustar su gasto. El estudio señala que “algunos alimentos de mayor precio se han sustituido por otros más baratos, por ejemplo, el gasto en carne se redujo de 24% a 23% al mismo tiempo que el gasto en huevo aumentó de 3% a 4%”.

Dentro de las familias más pobres está el grupo de los “superpobres”. CONEVAL señala que estos son aquellos que ni siquiera  sus ingresos son suficientes para adquirir la canasta alimentaria básica.

 

En 2016 integraban este colectivo 21.4 millones de personas en México.

Compartir publicación