Considera Carstens que BANXICO podría tener un mandato "dual" y coadyuvar con el crecimiento del país

No obstante, Agustín Carstens, ex gobernador del banco central y actual cabeza del Banco de Pagos Internacionales, aclaró que si el mandato se interpreta mal se podría dañar la credibilidad de BANXICO

Agustín Carstens consideró que el banco central no debe actual de forma mecánica
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Nov. 22, 2019, 11:14 a.m. Economía

Banco de México (BANXICO) podría ser flexible para coadyuvar con el gobierno para lograr un mejor desempeño de la economía del país, así lo consideró Agustín Carstens, actual director del Banco de Pagos Internacionales (BPI).
El ex gobernador de BANXICO dijo que “podrían presentarse circunstancias en las que el banco central pudiera ser un tanto flexible en coadyuvar con el gobierno en perseguir un mejor desempeño de la economía nacional, propiciando mayores beneficios para la sociedad. Si el instituto emisor tiene la capacidad de influir de esa manera, sin poner en riesgo el cumplimiento de su objetivo prioritario, debería actuar en consecuencia".
En el marco de la celebración del 25 aniversario de la autonomía de BANXICO aclaró que si bien la procuración de una inflación baja y estable coadyuva a la consecución de un crecimiento económico acelerado y sostenido, un menor desempleo, mejor distribución del ingreso y abatimiento de la pobreza, el Banco de México debería flexibilizar su mandato para apoyar en esta tarea al gobierno.
Cabe señalar que en julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador barajó la idea de que la institución tuviera un mandato dual, como ocurre con otros bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos, en el que sus responsabilidades también incluyan velar por un crecimiento económico sostenido.
No obstante, Carstens reconoció que esta propuesta no está exenta de riesgos, pues si se aplica de forma incorrecta podría dañar la credibilidad de Banxico. Agregó que “habría que actuar con mucha cautela y prudencia. El reto consiste en poder identificar adecuadamente las circunstancias en las que el banco central pueda hacer una interpretación amplia y flexible, pero responsable de lo que representa el cumplimiento de su mandato”.
Detalló que la institución no debe tener un enfoque “mecánica” con respecto a sus reacciones ante las desviaciones en la meta de inflación, sino que debe analizar el contexto macroeconómico nacional e internacional para afinar la política monetaria en favor de la sociedad.

Compartir publicación