Goldman Sachs y HR Ratings bajan  expectativa para el avance del PIB de México en 2019

Goldman Sachs y HR Ratings consideraron en su previsión el deterioro de indicadores como la inversión, la producción industrial y el consumo interno

Incertidumbre por T-MEC y políticas de AMLO golpean incertidumbre: AMLO
Escrito por: Isaac Luna Julio 17, 2019, 9:19 a.m. Economía

La firma financiera Goldman Sachs anunció que bajó su expectativa de crecimiento económico para México a únicamente 1% en este año, lo anterior representa 4 décimas de punto debajo de su previsión anterior que se ubicó en 1.4%.

Con este ajuste suman cuatro los que realiza el banco de inversión a su previsión para avance del PIB de nuestro país desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Cabe señalar que actualmente se presenta un tendencia generalizada de recortes para los pronósticos de crecimiento de México. Y es que también la calificadora de valores HR Ratings recortó en 0.31 puntos su pronóstico para el 2019 desde 1.16% anterior a sólo 0.85%.

Este se trata del tercer ajuste desde 1.9% que preveía en diciembre. La institución indica que la decisión del recorte por parte de HR Ratings obedece al reconocimiento de una “tercera contracción consecutiva de la producción industrial en el segundo trimestre, lo que implicaría un impacto negativo en el PIB del periodo abril-junio”.

Los analistas de la calificadora advirtieron que el balance de riesgos se encuentra sesgado totalmente a la baja.

El economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos, detalló que este nuevo recorte incorpora el impacto de la desaceleración generalizada de los sectores productivos y de la demanda interna.

Además apunta el efecto de la incertidumbre que prevalece entre los inversionistas por la aprobación del tratado entre México, Estados Unidos y Canadá y las políticas internas de la administración de AMLO.

“La aprehensión del mercado con respecto a la dirección de las políticas macro y micro bajo la administración de López Obrador podría tener un efecto visible sobre la actividad al restringir las condiciones del financiamiento interno y hacer que los agentes económicos nacionales sean más defensivos en sus decisiones de gasto e inversión”, explicó.

 

Compartir publicación