La OCDE consideró que el coronavirus costará al mundo medio punto porcentual del crecimiento

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico también bajó la perspectiva para el PIB de México a sólo 0.7%

La OCDE situó la previsión del crecimiento global en 2.4%
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Marzo 2, 2020, 7:03 p.m. Economía

El brote del coronavirus (COVID-19) ya provocó una disrupción económica debido a que las contracciones en China ya se resienten en todas partes aseguró la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), organismo que debido a ello ajustó sus estimaciones de crecimiento a nivel global.
A través de su reporte “Evaluación económica provisional denominado Coronavirus: El mundo, economía en riesgo”, la OCDE que preside José Ángel Gurría Treviño detalló que las perspectivas de crecimiento económico, a nivel mundial, son muy inciertas.
Consideró que en caso de que la epidemia alcance su punto máximo en China en el primer trimestre de 2020 y los brotes en otros países demuestren ser moderados y contenidos, el crecimiento global podría reducirse en aproximadamente 50 puntos base para este año con relación a lo esperado en la perspectiva económica de noviembre de 2019.
En consecuencia dijo que se prevé que el crecimiento anual del PIB mundial disminuya a 2.4% en 2020 en su conjunto, desde un ya débil 2.9% en 2019, con un crecimiento, posiblemente incluso negativo en el primer trimestre de 2020.
Por lo que hace a México redujo su estimación de crecimiento para este año de 1.2% en noviembre a  0.7%, cuando en noviembre pasado estaba en 1.2%, es decir, bajó 0.5 décimas de punto porcentual.
El estudio de la OCDE precisó que las perspectivas para China se han revisado notablemente, con un crecimiento que cae por debajo de 5.0% este año, recuperándose a más de 6.0% en 2021, a medida que la producción vuelve gradualmente a los niveles proyectados antes del brote del COVID-19.
Puntualizó que el impacto adverso en la confianza, los mercados financieros, el sector de viajes y la interrupción del suministro de las cadenas contribuyen a las revisiones a la baja en todas las economías del G-20 este año, particularmente en las fuertemente interconectadas a China, como Japón, Corea y Australia.
Agregó que siempre que los efectos del brote de virus se desvanezcan como se suponía, el impacto en la confianza y los ingresos de acciones políticas bien orientadas en las economías más expuestas podría ayudar al crecimiento del PIB mundial a recuperarse a 3.5% en 2021.
No obstante, reconoció que un brote de coronavirus más intenso y de mayor duración, el cual que se extiende ampliamente por toda la región de Asia Pacífico, Europa y América del Norte debilitaría considerablemente las perspectivas. Proyecto en en dicho evento, el crecimiento mundial podría caer al 1.5% en 2020, la mitad de la tasa considerada antes del brote del virus.
Por ello, dijo, los gobiernos deben actuar con rapidez y fuerza para superar el coronavirus y su impacto económico, esto a través de la garantía de medidas de salud pública eficaces y con recursos suficientes para prevenir infección y contagio, e implementar políticas bien focalizadas para apoyar los sistemas de atención médica y trabajadores.
Agregó que además los gobierno deben proteger los ingresos de grupos sociales y empresas vulnerables durante el brote del virus.

Compartir publicación