Los supervisores bancarios deben actuar con la misma rapidez que los expertos en salud: FMI

En un reporte expertos del Fondo Monetario Internacional advirtieron que se vive una situación potencialmente más severa que la crisis financiera del 2008

El FMI previó que de empeorar la situación económica varios países tendrán que reestructurar o capitalizar sus sistemas financieros
Escrito por: Roberto Romero Marzo 31, 2020, 2:54 p.m. Bazar

La situación económica que actualmente vive el mundo es potencialmente más severa de la que se vivió en la crisis financiera de 2008 y las circunstancias podrían empeorar con la necesidad de reestructurar o hasta recapitalizar algunos sistemas bancarios, advirtieron este martes autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien consideraron que los “supervisores bancarios” deben responder con la misma rapidez que los expertos en salud ante una circunstancia extraordinaria como la pandemia del COVID-19.
En un reporte Tobias Adrian, consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados Financieros del organismo, junto con Aditya Narain, Subdirector del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital (MCM) del FMI señalaron que “la presión sobre el sistema bancario crece y los mayores incumplimientos de la deuda son inminentes. Y muchos ahora esperan un shock para el sector financiero similar en magnitud a la crisis de 2008”.
Los ejecutivos indicaron que al igual que los expertos en salud, los supervisores bancarios están respondiendo a una situación rápida y extraordinaria. Ellos deben combinar las herramientas de sus libros de jugadas para hacer frente a desastres naturales, eventos de riesgo operacional y episodios de estrés bancario.
Destacaron que “hoy enfrentamos una agitación económica potencialmente más severa de lo que presenciamos durante la crisis financiera mundial. La pandemia de coronavirus es un tipo diferente de shock. Nunca antes las economías modernas se habían cerrado de golpe. Y los consumidores y las empresas ahora enfrentan fuertes pérdidas de ingresos y quiebras potencialmente generalizadas”.
Entre las
El FMI recomiendó a los supervisores bancarios una serie de medidas como dar tiempo para cumplir la normativa, no implementar nuevas iniciativas, claridad en su comunicación, buscar preservar la transparencia y un diálogo continuo incluso con reguladores internacionales.
No obstante, reconocieron que aún es muy pronto para saber si estos funcionará, puesto que “en este punto, las condiciones en muchos países son tan severas como el escenario adverso de las pruebas de resistencia que los reguladores bancarios usan comúnmente para evaluar la fortaleza de sus sistemas bancarios. Y puede empeorar”.
Adrian y Narain advirtieron que como se encuentra la situación, se supone que la actividad económica podría reiniciarse más adelante este año, pero no se deben descartar escenarios más adversos.

Compartir publicación