ONU urge a autoridades mexicanas a acelerar reconversión de hospitales para COVID-19 y OMS alerta por rebrotes que habían controlado la pandemia

Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que la vida no será como se conocía antes de la pandemia y agregó que el mayor riesgo ahora mismo es la complacencia

Antonio Malpeceres reconoció el esfuerzo de México en lucha vs COVID-19, pero pidió acelerar el número de hospitales para su atención
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Abril 22, 2020, 2:13 p.m. Economía

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México hizo un llamado este miércoles a las autoridades para acelerar la reconversión de hospitales para enfrentar la epidemia de COVID-19 en el país.
El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres dijo en conferencia de prensa que es importante tomar en cuenta dos situaciones para atender la contingencia.
Detalló que la primera es la “necesidad de acelerar la reconverción hospitalaria y los servicios sanitarios del país para enfrentar la epidemia de COVID-19", así como continuar con las pruebas para poder detectar, aislar y tratar los casos de coronavirus.
No obstante Molpeceres afirmó que la ONU concuerda con las medidas tomadas por las autoridades mexicanas para atender la emergencia sanitaria, entre ellas destacó la medida para quedarse en casa y el aislamiento físico para evigtar la propagación del virus.
 
OMS alerta por rebrotes por Covid-19 en países controlados
 
Hay gente que está frustrada por la obligación de permanecer en casa, pero no hay lugar para complacencias, advirtió a los gobiernos el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom.
Detalló que “algunos países que se vieron afectados el principio por la pandemia ahora empiezan a ver el resurgimiento en los casos (de COVID-19). No hay que equivocarse. Tenemos un largo camino por recorrer. Este virus estará con nosotros durante mucho tiempo. No hay duda de que las órdenes de quedarse en casa han suprimido la transmisión en muchos países, pero el coronavirus sigue siendo extremadamente peligroso. Hay evidencia que sugiere que la mayor parte de la población mundial está susceptible. Eso quiere decir que la epidemia puede rebrotar fácilmente. Uno de los peligros más grandes que enfrentamos ahora mismo es la complacencia.
La autoridad del máximo organismo para la salud en el mundo agregó que es comprensible que aquellas personas que han sido obligadas a quedarse en sus casas están frustradas por haber sido confinadas por semanas, que están ansiosas por retomar sus vidas. Y garantizó que la OMS está trabajando en ello, sin embargo, advirtió, aquello que se retome, no será la vida como se conocía hasta antes de la pandemia por el virus SARS-CoV-2.
El mundo no será y no puede volver a la manera en la que las cosas solían ser. Deberá existir una nueva normalidad, con un mundo más saludable, más seguro y mejor preparado”.
Adhanom también hizo referencia de los reportes sobre disturbios y actos de discriminación relacionados con la propagación de Covid-19 en todas las regiones, tanto para personal de la salud como para personas afectadas por el virus: “El estigma y la discriminación nunca serán aceptables en ningún lugar ni momento y deben combatirse en todos los países”.
También refirió que otro de los rubros en los que se ocupa la organización es la atención e investigación del impacto de la salud mental de la población durante este escenario excepcional, por ello, con ayuda de expertos en salud mental ha emitido algunas guías de uso para individuos y profesionales de la salud, “puesto que reconocemos la gran tensión a la que están sometidos”.
Compartió algunos números sobre el seguimiento de implementación de políticas de mitigación del virus y la adecuación de instalaciones en aquellos países que reportan actividades.
El 78% de las naciones en comunicación con el organismo ya tiene un plan de preparación y respuesta implementado y el 76% cuenta con sistemas de vigilancia para detectar casos de contagio, mientras que el 91% tiene capacidad para efectuar pruebas de laboratorio de detección de Covid-19.
En contraparte, dijo que aún hay algunos hándicaps globales en los que hay que actuar: “Sólo el 66% de los países cuenta con un sistema clínico de referencia para atender a los pacientes de Covid-19; solamente el 48% tiene un plan de participación comunitaria y también el 48% cuenta con estándares de control y prevención de infecciones y control del agua y la higiene en sus instalaciones hospitalarias”.
 

Compartir publicación