Redes de taxis de transporte público forman asociación tras modificaciones a la Ley de Movilidad de la CDMX

Empresas como Uber, Cabify, Bolt, Laudrive, Beat y DiDi piden diálogo para construir marco que regule sus operaciones

Rechazan nuevas regulaciones a plataformas de transporte de pasajeros
Escrito por: Isaac Luna Abril 25, 2019, 5:12 p.m. Empresas

Las empresas Uber, Cabify, Bolt, Laudrive Beat y DiDi señalaron en un comunicado conjunto que tienen preocupaciones acerca de la reforma de la Ley de Movilidad en la Ciudad de México (CDMX).

Las firmas señalan que las modificaciones “afectan a la población que busca opciones seguras y económicas de movilidad en la Ciudad de México, al mismo tiempo que desincentivan prácticas de cuidado al medio ambiente y reducen las oportunidades económicas para miles de ciudadanos”.

Y es que el gobierno de la Ciudad de México anunció a través de la Gaceta Oficial de la Federación (GOF) un conjunto de modificaciones a la Ley de Movilidad que obliga a estas empresas que prestan el servicio de transporte de pasajeros privado especializado con chofer a tramitar una constancia de registro.

Se señala que los conductores que trabajen con estas empresas deben tramitar una licencia tipo E, para lo cual deberán acreditar una prueba ante el Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (CENFES).

Además los vehículos en los que se quiera ofrecer este servicio no podrán tener un costo de factura de origen menor a los 250 mil pesos.

Uber, Didi, Cabify, Beat, Bolt y Laudrive también estarán obligadas a compartir información sobre su operación con las autoridades y a entregar a los conductores un tarjetón que indique que ofrecen el servicio.

Las empresas del servicio señalaron que “a reserva de conocer más detalles sobre el proceso de implementación de estos cambios, el colectivo hacía un llamado a la jefa de Gobierno y al secretario de Movilidad para que las incluyan en la construcción de esta nueva regulación, por medio de un diálogo abierto y participativo en donde estemos representados tanto las plataformas de movilidad, como los conductores, pasajeros, asociaciones civiles y autoridades”.

Compartir publicación