Reino Unido y Unión Europea aumentarán pláticas entorno al BREXIT

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson no pedirá una prórroga de la retirada de la UE prevista para el próximo 31 de octubre

Boris Johnson, y Jean-Claude Juncker, la necesidad de intensificar lconversaciones sobre el Brexit
Escrito por: Isaac Luna Sep. 16, 2019, 1:34 p.m. Economía

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acordaron este lunes la necesidad de intensificar las conversaciones del BREXIT.

El jefe del gobierno reiteró, que no obstante que habrá más reuniones, no pedirá una prórroga de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) prevista para el próximo 31 de octubre.

Hay que recordar que la oposición en Reino Unido logró apenas la semana pasada una ley que ordena al gobierno británico a solicitar un retraso de la salida de la Unión Europea si no hay un pacto para el 19 de octubre.

Johnson y Juncker, que se reunieron este lunes en Luxemburgo, acordaron aumentar las reuniones, con la posibilidad de en breve, celebrarlas a diario, según fuentes del gobierno de Reino Unido.

Se señala que durante el encuentro de hoy, el primer ministro también insistió en su compromiso con el proceso de paz en Irlanda del Norte y su determinación a alcanzar un acuerdo con la Unión Europea sin la polémica salvaguarda relativa a la provincia británica.

Esa cláusula de seguridad tiene como objetivo evitar una frontera física entre las dos Irlandas después del BREXIT y está pensada para que Irlanda del Norte quede alineada a las normas comunitarias si Londres y Dublín no llegan a un acuerdo sobre la futura relación comercial después de un periodo de transición.

"El primer ministro también reiteró que no pediría una prórroga y que sacaría al Reino Unido de la UE el 31 de octubre", añade una nota del vocero de Downing Street, la calle que alberga a las oficinas del primer ministro y dependencias de gobierno.

Hay que recordar que Johnson ha dispuesto la suspensión temporal del Parlamento Británico hasta el 14 de octubre, cuando espera presentar un nueva agenda legislativa del gobierno.

Los partidos de oposición rechazaron rotundamente esa decisión por considerar que la Cámara de los Comunes no tendrá tiempo suficiente para debatir el BREXIT.

Compartir publicación