SFP anuncia investigación por la venta de ventiladores del hijo de Bartlett al IMSS y COPARMEX asegura que el gobierno no puede hacerse de la vista gorda

Por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en caso de ser culpable, León Manuel Bartlett Álvarez, será sancionado, al igual que el funcionario que otorgó el contrato de ventiladores.

El IMSS en Hidalgo compró los ventiladores para el COVID-19 en el precio más alto del mercado
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Mayo 4, 2020, 6:03 p.m. Bazar

La Secretaría de la Función Pública (SFP) indicó que desde el 1 de mayo inició una investigación sobre un supuesto sobreprecio en la compra de ventiladores médicos que realizó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a una empresa del hijo de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
La compra que salió a la luz en una investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la cual encontró que la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, vendió a la delegación del IMSS en Hidalgo ventiladores respiratorios en 1.55 millones de pesos, el precio más alto del mercado, comparado con el resto de las adquisiones del gobierno federal que no superan ni siquiera los 900 mil pesos.
Por medio de un comunicado de prensa, la SFP subrayó que el gobierno de México está realizando un esfuerzo para hacer un gasto eficaz del gasto público, por lo que habrá que poner énfasis en las adquisiciones para atender la emergencia sanitaria por el COVID-19, mismo argumento con el que Claudia Díaz Pérez, titular del IMSS en Hidalgo, defendió el contrato millonario asignado a la empresa de Bartlett hijo, pues aseguró que “no se trata de una situación de ahorro o de economía, sino de salvar vidas”.
De hecho la SFP apuntó en su comunidado que “durante la actual contingencia, para la Función Pública es una prioridad que las actuaciones de las dependencias y entidades, además de legales, sean morales y no se alejen de la ética pública de la Cuarta Transformación”.
A su vez el presidente de COPARMEX, Gustavo de Hoyos afirmó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “no puede hacerse de la vista gorda” en el caso de “presunta corrupción” en la que incurrió León Manuel Bartlett, hijo de Manuel Bartlett, director de CFE, que a través de una licitación directa vendió con sobrecostos ventiladores a los mexicanos.
Subrayó que el “Bartlettgate podría llegar a ser el primer caso de corrupción de esta administración. Aunque ya es grave por sí mismo este hecho, lo sería aún más porque las acciones de austeridad personal del presidente y los recortes obligados a los funcionarios públicos que colaboran en el gobierno federal servirán de poco, porque estaría enviando el mensaje de que la corrupción en este gobierno es tolerada”.
A través de su mensaje La Señal Coparmex titulada "Corrupción en el gobierno federal: signos de urgencia de una verdadera agenda por la integridad pública", De Hoyos refirió que en la presente administración se tiene registro de cómo en los procesos de adquisiciones, el gobierno federal ha dado preferencia a asignaciones directas, invitaciones restringidas, lo que genera un mínimo impulso a las instituciones que forman parte del Sistema Nacional de Fiscalización y Anticorrupción.
De Hoyos hizo ver que León Manuel Bartlett, el empresario, tuvo la fortuna de ser proveedor del IMSS, entre otras Secretarías de Estado, sin que mediara un proceso de licitación de por medio, práctica que resultó en que él vendiera el ventilador más de lo debido y de lo que finalmente cuesta en el mercado.
Así que sentenció “hay que decirlo con todas sus letras, jamás se podrá justificar que el hijo de un funcionario público de primer nivel, venda equipo para salvar la vida a mexicanos a sobreprecio, cuando en realidad lo que debería de hacer es ofrecerlo a mejores precios y más si esto se lleva a cabo a través de un obscuro procedimiento de adjudicación directa”.
 

Compartir publicación