Sube ligeramente confianza del consumidor en agosto tras cinco caídas consecutivas

El indicador dado a conocer por el INEGI se situó en 43.4 puntos, un incremento de 03% mensual. No obstante los mexicanos consideran que tienen un 25% o menos posibilidades de adquirir enseres domésticos nuevos, cambiar de casa y el indicador peor situado es el relacionado con la compra o modernización de un auto con sólo 11.4 puntos

Sube confianza en economía, pero no en los hogares
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Sep. 5, 2019, 9:16 a.m. Economía

Luego de cinco meses consecutivos a la baja, la confianza del consumidor registró un alza de 0.3% en agosto esto de acuerdo con el Indicador de Confianza del Consumidor que publió hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y que se ubicó en 43.4 puntos.

Pese al alza, analistas señalan que el índice continúa bajo la presión del nivel de confianza de los mexicanos en la situación económica actual y futura de sus hogares. Y es que los datos arrojan que en su comparación anual la confianza de los consumidores también registró un avance modesto con un crecimiento de 0.7 puntos

El resultado anterior también implicó un repunte después de que en julio el crecimiento fuera de apenas 0.1 puntos.

De los rubros que más preocupan a los mexicanos son la situación actual de la economía nacional y la de sus hogares por otro. Así que en ese sentido, durante el octavo mes del año estos se ubicaron en 40.3 y 47.8 puntos, respectivamente.

Lo que respecta al futuro de la economía los consumidores son un poco más optimistas. Y es que la confianza de los consumidores en que la economía de México mejorará dentro de un año se ubicó en 48.5 puntos. Por su parte, su confianza en una mejor situación económica dentro de sus hogares alcanzó un nivel de 55.5 puntos; no obstante que señalan que no ven dentro de sus posibilidades la oportunidad de poder realizar compras de electrodomésticos, muebles o enseres del hogar. De hecho este indicador en específico quedó en sólo 24.3 puntos.

Asimismo los mexicanos también mostraron baja confianza en que su situación económica les va a  permitir realizar la adquisición en al menos un periodo de dos años de un bien mayor como es el caso de una casa o llevar a cabo la remodelación del inmueble que ya habitan, lo que situó a dicho medidor en únicamente 15.8 puntos.

Durante el octavo mes del año el rubro que salió peor calificado fue el que evalúa las posibilidades de las familias para comprar un automóvil ya sea nuevo o usado puesto que ese componente quedó en sólo 11.4 puntos.

Compartir publicación