Ausencia de apoyo gubernamental a la planta productiva dificultará el crecimiento tras la recesión por COVID-19: IMEF

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) destacó que casi el 80% del empleo formal del país depende de las empresas, las cuales en un 87% tienen menos de 5 empleados y no poseen patrimonio propio para enfrentar la crisis

El IMEF indicó que la respuesta de política económica de México es insuficiente
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Abril 20, 2020, 5:42 p.m. Economía

La ausencia de apoyos gubernamentales a las empresas de las que depende casi el 80% del empleo formal del país, compromete la capacidad de recuperación y de crecimiento de México después de la recesión, así lo considera el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) en su último análisis de perspectivas económicas en el que además hace ver que la respuesta de política económica de México ha sido insufiente pues sólo significa el 0.3% del PIB contra más del 32% de Alemania, 12.4% de EU o incluso 10.2% de Brasil.
Igual pronostica que la caída del Producto Interno Bruto del país será mayor al situarla en 6.7% contra el 4% que se esperaba en marzo.
En su reporte el organismo que preside Ángel García-Lascurian destaca que  “el coronavirus continúa siendo el principal catalizador de riesgos en los mercados financieros internacionales. Las consecuencias económicas de esta enfermedad se han convertido en la mayor preocupación de los agentes económicos, al tiempo que la contención de la crisis de salud continúa siendo el principal objetivo de las autoridades y el catalizador de los mercados financieros internacionales”.
Asimismo hace ver que en nuestro país existe una alta concentración del empleo y de la actividad económica en empresas pequeñas, las cuales hasta el mes pasado no enfrentaban problemas de solvencia, pero al perder liquidez debido a la falta de ingresos y el pago forzoso de gastos fijos, muchas de ellas “podrían cerrar irremediablemente” con la desaparición de empleos directos e indirectos que ello implicará.
En el estudio se especifica que el 87% de las empresas del país tienen menos de cinco empleados y la mayoría carecen de patrimonio propio para enfrentar la crisis, además de que las empresas privadas generan cerca del 80% del empleo formal en el país, razón por la cual, una menor actividad empresarial impacta directamente a la fuerza laboral y, por ende, en el bienestar de miles de familias mexicanas.
El instituto también subraya que las “condiciones de inversión y de generación de confianza, que ya se encontraban deterioradas desde el año pasado, se han visto afectadas por circunstancias adicionales como la cancelación de la inversión de Constellation Brands, así como factores políticos tales como el cuestionamiento de pacto fiscal federal de varios gobernadores, que elevan la incertidumbre” y que inhibirán más la inversión privada como motor de crecimiento.
Por otro lado indica que el IMEF valora “la responsabilidad fiscal gubernamental” en circunstancia normales, pero en este momento señala que los recursos de México se deben destinar hacia la atención sanitaria y la protección del empleo, aunque ello implique un déficit fiscal temporal.
Finalmente manifiesta que la incertidumbre actual dificulta el dimensionamiento de variables macroeconómicas, principalmente del PIB y por ello los pronósticos sufren revisiones muy frecuentes; esto se debe a que, entre otros factores, es difícil hacer comparaciones basadas en la experiencia de otros países ya que el único país en donde apenas se está regresando a la normalidad es China.

Compartir publicación