Crecimiento estable y estabilidad fiscal escudo del peso frente volatilidad global: CI Banco

Países emergentes podrían presentar problemas por deuda  como consecuencia del alza de tasas en EU

Estabilidad fiscal defiende al peso de desequilibrios económicos global: CI Banco
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Sep. 11, 2018, 1:51 p.m. Economía

En su último análisis con respecto al peso CI Banco destaca que la moneda mexicana ha podido enfrentar en esta ocasión la inestabilidad externa debido al proceso de consolidación  fiscal que permitirá que la deuda cierre este 2018  alrededor  del  45.4%  del  PIB, un déficit en cuenta corriente cercano al 2.0% y una calificación de deuda soberana en perspectiva estable y con grado de inversión por todas las agencias   calificadoras.

La institución financiera hace ver que a pesar del cambio inminente en la administración federal, con  las implicaciones que ello conlleva, el inversionista ha otorgado el beneficio de la duda a las políticas económicas que aplicará el próximo gobierno, además de que pondera la estabilidad que se da en la transición política.

En el estudio se detalla que el mercado ha sopesado que a diferencia de otros países emergentes en los que gran parte del crecimiento ha sido poco sostenible y con base en el alza de precios de algunas materias primas, la  economía de México reporta crecimientos moderados y diversificados.

El grupo financiero destaca que al peso le ha favorecido el que se haya eliminado en buena parte la incertidumbre en torno al TLCAN; aunque reconoce que el acuerdo en principio entre México y Estados Unidos (EU) no resuelve por completo la amenaza de ruptura, es un paso importante en la dirección correcta, además de que se mantiene el optimismo en torno a que Canadá también logrará un convenio satisfactorio, lo que al final permitiría mantener un acuerdo trilateral.

Se destaca que a diferencia de otros episodios de volatilidad, bajo este nuevo escenario la moneda mexicana se depreció 3.6% desde agosto a la fecha, nivel inferior al de muchas economías emergentes e incluso ha podido mantener una ligera apreciación en el año del 1.7% en el año, lo que no se ha logrado en ninguna de las otras 23 economías emergentes analizadas.

Explica que la percepción de que empeora la situación económica y financiera de las economías emergentes ha sido la principal causa de la inestabilidad de las últimas semanas, puesto que el alza de tasas de interés en EU y la fortaleza del dólar podrían propiciar que muchos países con elevados niveles de deuda enfrenten problemas fiscales y déficits en cuenta corriente, lo que se traduciría en dificultades para enfrentar sus compromisos.

Entre los países afectados señala a Turquía, Argentina y Brasil que habían empeorado desde hace varias semanas y a los que se agregó la situación en Sudáfrica que entró en recesión técnica, e Indonesia que no podido detener la devaluación de su divisa a pesar el alza reiterada de las tasas de interés.

Compartir publicación