Debilitamiento del dólar por caída de Wall Street favorece en la apertura al peso

Los expertos no descartan mayor volatilidad para la moneda nacional

Abre peso con apreciación frente al dólar, pero no se descarta volatilidad
Escrito por: Claudia Angélica Rodríguez Oct. 11, 2018, 9:22 a.m. Mercados

 
 
En medio de la incertidumbre que actualmente sacude a las bolsas de valores, esta mañana la moneda mexicana remonta 12 centavos al billete verde y se cotiza alrededor de 19.04 pesos por dólar en el mercado interbancario debido a que en la sesión “overnight” se observó un debilitamiento del dólar después de la caída de los principales indicadores bursátiles en Wall Street. Además se publicó la inflación estadounidense de septiembre, la cual se situó en 2.3%, por debajo de lo esperado por el mercado, lo cual de acuerdo con Banco Base, reduce la especulación sobre la posiblidad de que la FED suba su tasa de intere´s en un ritmo más acelerado.
No obstante la calma en el mercado cambiario y de la recuperación del peso, la sesión que inicia no está exenta de riesgos que puedan generar de nuevo un debilitamiento de la divisa nacional.
Ayer la aversión al riesgo fue un común denominador en los mercados financieros globales en donde la mayoría de las divisas de economías emergentes sufrieron pérdidas ante la caída generalizada en los mercados de capitales, particularmente en Estados Unidos, y movimientos a la baja en el mercado de materias primas, en donde los precios del petróleo cayeron más de 2%.
De acuerdo con la institución financiera existe más de un motivo para el nerviosismo finaciero que se vive, entre ellos se teme que la guerra comercial entre Estados Unidos y China tenga implicaciones severas para el crecimiento económico global.
Por otro lado esta el alza de las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años que alcanzó un máximo de 3.26%, su máximo desde 2011, hecho que está relacionado con la publicación de buenos indicadores económicos durante octubre. Las mayores tasas de interés implican una mayor tasa de descuento de los flujos de efectivo futuros de las empresas, lo que también reduce el precio actual de las emisoras.
Además hay dudas sobre la estabilidad a largo plazo de varias economías, en particular Turquía, Italia y Brasil, lo que también ha deteriorado el apetito por riesgo durante los últimos dos meses. Es probable que durante el último trimestre continúen las noticias de esos países que generen nerviosismo entre los inversionistas, contribuyendo con las pérdidas en el mercado de capitales y la volatilidad del mercado cambiario. 
 
 
 

Compartir publicación