Muestra comercio ligero repunte en mayo, pero se mantiene en niveles históricamente bajos

De acuerdo con la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales (EMEC) del INEGI la actividad que significa el 65% del PIB registró una caída anual de 23.4% en el quinto mes del año

Personal ocupado en el comercio mantiene ingresos inferiores a la crisis sanitaria
Escrito por: Roberto Romero Julio 22, 2020, 3:02 p.m. Economía

Aunque en mayo el comercio minorista registró un ligero repunte 0.8% con relación a abril,  esto de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales (EMEC) del INEGI, en la comparación anual los ingresos del sector se precipitaron un 23.4% y continúan muy por debajo de su tendencia previa a la pandemia.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) consideró en su reporte que el modesto avance se presentó a la par del inicio del desconfinamiento en algunas regiones del país, no obstante se trata de la segunda contracción más fuerte desde 2009 y sólo por debajo del tropiezo de abril.
Por su parte, los indicadores laborales dentro del comercio se mantienen también en terreno negativo. En mayo el personal ocupado total en actividades de comercio minorista avanzó 1.0% respecto de abril, pero las remuneraciones medias reales (salarios, sueldos y prestaciones) continuaron con la tendencia negativa con una caída de 0.3%.
Dicha circunstancia refleja que aún cuando se ha retomado parte de la actividad del comercio al por menor, los trabajadores de este rubro siguen enfrentando menores ingresos.
Los niveles de empleo también son significativamente bajos si se compara con lo registrado antes de la crisis sanitaria, puesto que en la comparación anual el personal ocupado cayó 8.4%.
En el comercio mayorista la situación se mantiene con resultados negativos, y es que los ingresos cayeron 23.8% con respecto al mismo mes del 2019 y un 5.1% con relación a abirl.
A escala local se observó que algunas entidades federativas han resentido con mayor fuerza el impacto de las medidas sanitarias, tanto por la dureza en su aplicación o por su dependencia del sector. Es el caso de Quintana Roo, Hidalgo, Ciudad de México, Tabasco y Baja California Sur.
 

Compartir publicación