Cámara de Comercio de EU se lanza contra Trump por exigencias en TLCAN

Las declaraciones surgieron al conocerse que Trump y su equipo de negociadores se preparan para proponer un controvertido cambio en las reglas de origen para que al menos un 50% de las autopartes de los vehículos fabricados en la zona del TLCAN provengan de Estados Unidos para que puedan obtener los beneficios en los aranceles del acuerdo.

Escrito por: Redacción Oct. 6, 2017, 3:01 p.m. Economía

La Cámara de Comercio de Estados Unidos levantó la voz este viernes en contra de la posición del gobierno del Donald Trump en las renegociaciones para el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), pues aseguró que parecen diseñadas para sabotear el acuerdo y sentar las bases para una retirada que sería catastrófica para la economía del país.

John Murphy, vicepresidente de política internacional del más poderoso grupo de presión empresarial de Estados Unidos afirmó "estamos cada vez más preocupados por el estado actual de las negociaciones. Vemos estas propuestas como altamente peligrosas". Fue categórico al asegurar “esto va a hacer daño”.

Las declaraciones surgieron al conocerse que Trump y su equipo de negociadores se preparan para proponer un controvertido cambio en las reglas de origen para que al menos un 50% de las autopartes de los vehículos fabricados en la zona del TLCAN provengan de Estados Unidos para que puedan obtener los beneficios en los aranceles del acuerdo.

Esto se sumaría a la exigencia de Estados Unidos de incluir una cláusula de extinción del TLCAN de 5 años, el cambio en el Capítulo 19 para que las disputas comerciales se diriman en tribunales de su país, y disposiciones más estrictas del “Buy American” para adquisiciones gubernamentales.

De acuerdo con los expertos la iniciativa privada en Estados Unidos se muestra cada vez más preocupada y ha acercado sus posiciones con Canadá y México.

Pero la comunidad de negocios de Estados Unidos y muchos en el Congreso creen que Trump está jugando sus cartas de manera excesiva en las negociaciones que se iniciaron en agosto y están avanzando a un ritmo inusualmente rápido.

Además afirman que retirarse del TLCAN es una opción poco realista y sólo perjudicaría a muchos de los propios partidarios de Trump.

El sector privado que más allá de dar a las compañías estadounidenses acceso preferencial a los mercados de Canadá y México, las cadenas de suministro regionales establecidas desde que entró en vigor el TLCAN en 1994 se han convertido en vitales para la competitividad internacional de Estados Unidos.

En los primeros ocho meses de este año las exportaciones estadounidenses de mercancías a Canadá y México valían cuatro veces más que las de China y el comercio total de bienes de Estados Unidos con sus socios del TLCAN ascienden a más de  750 mil millones de dólares, frente a poco menos de 400 mil millones de dólares con China .

Compartir publicación